jueves, 5 de diciembre de 2013

Mi pequeño tributo

Hoy 5 diciembre de 2013, se liberó a la eternidad, el GIGANTE MUNDIAL NELSON MANDELA, el admirable "Madiba".

Desde hace varios meses, sabíamos que tu desenlace era inevitable, la vida y la muerte forman paso de nuestro transitar por esta dimensión y por más que queramos retrasar y de desear que el momento de la liberación física, ésta en algún instante llega.
TU, lograste un maravilloso transitar por 95 años! Y logro, es una palabra muy pequeñita para expresar todo lo que hiciste!

La primera vez que oí hablar de Mandela fue por los años 90, creo que fue el día de su puesta en libertad tras 27 años de prisión. Por supuesto yo era una niña, apenas llegando a los 12 años, la noticia tal vez me llamó la atención por la alegría que expresó mi papá, le pregunté quien era y porque estuvo preso, recuerdo que mi papá me dijo que estuvo preso por luchar en favor de la gente de color negro en un país dominado por una minoría de color blanca. Esto me impactó, no podía entender que la gente se juzgara por el color de piel...

Por supuesto ya de adulta, me ha tocado ver y sentir las injusticias del mundo, me ha tocado tratar de entender la diversidad de ideologías que la humanidad ha "creado", me ha tocado tomar posición en la ideología que yo considero que va con mi manera de pensar y sentir y me ha tocado defenderla y, lamentablemente, me ha tocado ver el distanciamiento y hasta burla de algunas personas (llaménse amigos o familiares) por mi manera de pensar.

Sin embargo, soy fiel creyente que en este mundo cabemos todos con nuestras diferencias, siempre y cuando prevalezca por sobretodo, RESPETO Y TOLERANCIA.

Esas dos simples y maravillosas palabras, son una parte de el gran legado que deja Mandela en la humanidad, sin olvidar la palabra PERDON. 

Mandela, un hombre que supo soportar heroicamente una prisión inhumana por 27 años, y no permitió que la falta de libertad llegara a sus ideas. Un hombre que al salir de la cárcel, supo como mostrar compasión y perdón hacia aquellos que lo condenaron. Un hombre que unió a un país con sus diferencias y a la vez rescató su idiosincracia. Un hombre que logró que la mayoría de los Sudafricanos (negros, blancos, mestizos, etc) sintieran a su país en su corazón y enarbolaran una sola bandera. Sigo asombrada de cómo logró todo eso.

Un hombre que demostró al mundo entero, que todos somos iguales, a pesar de tener fortalezas y debilidades diferentes. Un líder excepcional, como pocos han existido. Un hombre que supo dialogar con políticas divergentes. Un hombre que consideró su amigo a Fidel Castro y supo sentarse junto a Bill Clinton y George W. Bush,... y así con incontables personas más.

Desde que soy mamá, muchas veces me he preguntado, cómo voy a hacer para explicarle tantas cosas a mi hijo cuando esté más grande, cómo voy a responder a preguntas que seguramente ni yo tenga idea, o tal vez, sean sólo respuestas partiendo de mí verdad.  Cómo voy a explicarle a mi hijo tantas injusticias que siguen existiendo...

Hoy doy GRACIAS ETERNAS a Mandela, porque con su vida y ejemplo, tengo algo maravilloso que transmitirle a mi bebito, considero una gran responsabilidad, el formar a mi hijo como hombre de bien, para su familia y entorno, para su país. No es tarea fácil... pero con el legado eterno de Mandela, tengo mucho para hablar con mi hijo. 

Quiero que mi hijo entienda, que nadie es menos por su color de piel, que no se mira por encima del hombro a los que menos tienen, que el que piensa distinto a él, no es su enemigo. Que tenemos que tener desprendimiento para ayudar si podemos a los que están en condiciones difíciles, que se puede ser un gran hombre, así no se estudie en las mejores universidades, o no haya podido estudiar, siempre y cuando sea un hombre luchador y dispuesto a aprender. Los libros y la historia están a la disposición siempre.

Quiero que mi hijo aprenda a darle la mano a todos, que ame a su país, que a donde le toque ir deje huella de sus raíces, que su país es tan grande como cualquier otro, a pesar de los problemas. 

No es tarea fácil, y menos ahora en una sociedad dominada por los medios, modas, banalidades. Donde muchas veces una mentira se vuelve verdad de tanto repetirla sin base. En un mundo donde vemos jefes de estados proponiendo guerras en nombre de la libertad y la paz. En un mundo bipolar... En una sociedad donde la gente te mira feo si pusiste algo que no le gustó por Twitter o te dejan de hablar porque decidiste eliminarlos de la lista de "amigos" de Facebook. En un mundo donde la libertad de expresión se transforma en libertinaje... En un mundo donde quieren etiquetar o satanizar todo lo que se piense...

De nuevo GRACIAS MADIBA, por tu ejemplo, el mundo sí se puede cambiar para bien, tu nombre se transformó en LIBERTAD, AMOR, PAZ para millones de seres humanos y queda en nosotros tu semilla, tenemos que comprometernos a seguir esparciéndola...

Deseo que cada niño de hoy y del futuro, tenga algo de tí, que nosotros los padres sepamos inculcarles el valor de tu legado.

Estoy segura que hoy marchaste en paz, qué maravilloso ver que el mundo entero hoy tiene una palabra de amor y admiración hacia ti, naciste en Sudáfrica pero te convertiste en ciudadano del mundo, hoy líderes de diferentes ideologías se vuelven unir en tu nombre...

Seguramente tuviste que hacer muchos sacrificios personales para poder rescatar la JUSTICIA Y LA LIBERTAD en tu amado país, hoy todo valió la pena! Ojalá todos tengamos tu coraje para hacer lo mismo y buscar la unión en nuestros países.


AHORA ERES INMENSAMENTE LIBRE EN LA ETERNIDAD! Hoy los ángeles de la justicia están de fiesta y te dan una hermosa bienvenida. Hoy te multiplicaste en la humanidad entera. Tu nombre siempre sera sinónimo de PAZ.

MADIBA POR SIEMPRE Y PARA SIEMPRE! VUELA ALTO!



No hay comentarios:

Publicar un comentario

Se ha producido un error en este gadget.
Se ha producido un error en este gadget.