martes, 3 de diciembre de 2013

Mamá tiene asma



Llegó Diciembre, y con la llegada de Pacheco a Caracas, por lo general empiezan mis gripes y malestares, desde hace unos cuantos años esa es la norma para mí.


El asma se me desarrolló después de vieja, de niña cuando me daba gripe mi mamá me cuenta que siempre se me congestionaban los bronquios, pero ningún doctor le dijo que eran síntomas de asma, de hecho de adolescente no recuerdo episodios donde no pudiera respirar.


Descubrí que sufro de asma alérgica cuando ya con 23 años, tenía un dolor de muelas y tomé ibuprofeno estando trabajando, tuvieron que llamar y todo a una ambulancia jejeje porque no podía ni hablar de la falta de aire, ahí me dijeron por primera vez que era alérgica al ibuprofeno y después esa vez se me desataron todos los problemas respiratorios.





Al principio cada cierto período tenía que correr a emergencia para que me nebulizaran, hasta que empecé a entender mis síntomas y detecté que los cambios bruscos de temperatura me afectaban, si hace calor y entro a un lugar muy frío ahí mismo siento la presión en el pecho, de inmediato tengo que usar mi inhalador (nunca salgo sin el). Cuando llueve mucho y estoy en lugar con mucho aire acondicionado tengo que estar siempre pendiente de no enfermarme, pero a veces es inevitable.


Ya estoy acostumbrada que por Diciembre siempre me da una gripe, creo que el momento que más me asusté fue estando embarazada, tenía apenas 15 semanas de embarazo y por supuesto evitaba tomar medicamentos, sólo usaba el inhalador, mi obstetra me dijo que no afectaba, pero cuando se desarrolla ya una infección bronquial, el inhalador no me sirve de mucho. Esa vez terminé con bronquitis y me hospitalizaron 4 días por prevención con el embarazo. Gracias a Dios, nada afectó a mi bebé y la verdad recibí monitoreo constante de mi bebito mientras estuve ahí.

El año pasado mi bebito tuvo su primera gripe fuerte justo a finales de noviembre, lo llevé al pediatra y tenía una pequeña infección en la garganta y tos, le mandaron sus medicamentos y recuerdo muy bien lo que me dijo el Dr. “cuídate mucho tú también, porque en lo que se termina la gripe en el bebé la mamá cae” jajajaja,,,, dicho y hecho, a la semana caí yo con una gripe fuertísima y con muchísima presión en mis bronquios, a pesar de que ya me sé nebulizar por mi cuenta (tengo mi kit de emergencia) cuando tengo inflamación eso sólo me ayuda momentáneamente. El neumólogo que me asistió cuando estaba embarazada se convirtió en mi doctor de cabecera, me gusta mucho, y desde que me atendió en diciembre pasado, no había vuelto a tener una crisis hasta ahora :(

Las mamás no deberíamos enfermarnos jajaja, los medicamentos para las crisis me ponen muy lenta más el cansancio por no tener suficiente oxígeno en mis pulmoncitos y tener un nené de 18 meses que no para en todo el día, no ayuda a que tenga el reposo necesario jejejeje. Gracias a Dios cuento con mi maravillosa mamita que me socorre por las tardes jejejeje.

A pesar de mi historial, mi bebé no ha tenido episodios alérgicos ni de tos con congestión fuerte, le ruego a Dios que no permita que desarrolle asma, (aunque no es inconveniente para vivir bien ni nada), no quiero que la tenga. Yo siempre he tenido mi vida normal a pesar de los episodios, puedo hacer ejercicio y todas las actividades que quiero. Sólo cuando me enfermo es que me provoca pedirle al Niño Jesús me mande unos bronquios nuevos de paquete! jejejeje



(Imágenes tomadas de internet)
 

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Se ha producido un error en este gadget.
Se ha producido un error en este gadget.