viernes, 23 de noviembre de 2012

Medio año

El 19 de noviembre para mi fue muy especial, mi amado bebito cumplió 6 meses!!.. Parece mentira que ya transcurrió medio año de su llegada y de cómo ha cambiado todo en mi vida. Hace apenas un año aún mi barriguita era pequeña y aún no sabía que venía en camino un varoncito :)
 
Ya mi Gabriel no es esa cosita blanca recién nacida, ahora es todo un atleta volteándose de arriba a abajo y de abajo a arriba, ya sabe que puede gritar y balbusear y todo lo que agarra cree que es un martillo jejeje.
 
Es increíble como ha cambiado mi forma de pensar en estos 6 meses, mi mundo, mis actos, mis decisiones giran en torno a Gabriel, de mis decisiones pronto escribiré, pero puedo adelantar que por delante está la Patty Mamá ante todo. Lo que pienso hoy no es lo mismo que pensaba hace 8 meses.
 
Me ha dado una afición por cosas de hacer en casa y ando fanática de hacer ponquecitos o como esta de moda decir "cupcakes", claro estoy empezando en este arte de la repostería, pero ahí voy mejorando jejeje. Quién iba a decir que me iba a enamorar del horno de mi casa, cuando antes no era precisamente una amante de la cocina, aunque sí de comer!!.
 
La Navidad está a la vuelta de la esquina y estoy super emocionada, la primera Navidad de mi bebé y mi primera Navidad como Mamá!!!!. Quiero dejar plasmada las mejores fotos en estas fechas, para poder contarle a mi hijito como fue su primera Navidad. Para mi estas fechas siempre son especiales, soy el reno perdido de Santa! y por primera vez no estoy pensando que viene también mi cumpleaños y en los regalos que voy a recibir y dar, sino todo mis pensamientos van dirigidos a mi bebé y de las tradiciones que quiero crear con él.

Creo que el día que él escriba su primera carta al Niño Jesús, estallaré en lágrimas de emoción. Mis padres siempre trataron de llenarme de ilusión y cumplir mis deseos y quiero que mi hijo sienta la misma o más emoción que lo que yo sentía de niña!... Espero en lo posible que mi esposo también sienta pasión por esta fechas, él es el hijo perdido del Grinch jejejeje.... aunque creo que como ya es papá su forma de pensar esta cambiando :)
 
Me siento cómoda de tener una especie de rutina con mi bebé, ya estoy totalmente acostumbrada a dormir pocas horas y con interrupciones. Como he contado a Gabriel le gusta dormir boca abajo y ahora como se voltea dormido es un "drama" si se pone boca arriba jejeje. Llora con los ojitos cerrados y me toca levantarme y acomodarlo en su posición preferida. Por lo tanto, unas 2 o 3 veces en la madrugada me toca hacer esta operación.
 
Estoy feliz porque aunque físicamente Gabriel es un clon de su papá, tiene ciertas cositas mías y algo que le ha gustado mucho es su cremita de verduras, mi sopa preferida!!. Ya mi gordito sabe que cuando le pongo su canal de comiquita en la tarde viene su sopita y me da risa como abre su boquita para comer, sin despegar los ojos del TV... en esto si es idéntico a su progenitor jajaja.
 
En lo que si es igualiiiito a mi, es en nuestro amor por salir, pasear y conocer cosas. Los dos nos aburrimos como ostras si pasamos mucho tiempo en casa jejeje. Cuando salimos Gabriel es el bebé más feliz, hasta se olvida de pedir su comida y es increíble como se fija en los sonidos, las luces y en las personas. Me da mucha risa entrar con él en un ascensor, porque mira fijamente a las personas que hay alrededor y por supuesto, si alquién le habla, ahí mismo "enseña su encía" jejejeje. Hasta ahora ha demostrado ser un bebé muy sociable.
 
Como ven, estoy super feliz siendo mamá y ver que mi bebé esta creciendo sanito y FELIZ!!... Ahora a esperar ansionsa sus gateos y por sobretodo que diga MAMÁ!! :)
 
 
 

sábado, 17 de noviembre de 2012

Mi hijito mayor

Mi Ron cuando era hijo único
Revisando mi Facebook, donde sigo a muchas asociaciones en favor de los derechos de los animales, cada día me pongo triste viendo la cantidad de perritos y gatitos que buscan un hogar, así como veo casos de mascotas que han sido regaladas y en varios casos botadas a la calle porque viene un bebé en camino a la familia, cuando leo esas historias me dan un escalofrío horrible y ganas de decir de todo.
 
Vengo de una familia grande y sobretodo por el lado de mi mamá, amantes de los animales, desde bebé yo he estado en contacto con perritos y gatitos, tengo hermosos recuerdos de mi infancia jugando con ellos y todas las mascotas de mi familia que ahora están en el cielo, tiene un espacio reservado en mi corazón. Desde que tengo 17 años, mi vida cambió aún más a favor de los gatos, me encontré un baby gatito perdido y mojado en mi universidad y no resistí la tentación de ayudarlo y llevarlo a mi casa, mi mamá me dijo que no podíamos tenerlo, que no teníamos tiempo, pero me dejó ayudarlo y desde que nuestro "Pillete" entró a la casa se robó el cariño de todos jejeje, nunca más salió hasta que se fué al Cielo, y desde ese momento empezó nuestra lucha a favor de los gatos callejeros. Hemos luchado en contra de los feos mitos que hay alrededor de los gatos, que hasta me han dicho que son diabólicos...
 
Hace casi dos años, un día que iba al trabajo en el carro, oigo que el carro "maulla" cuando iba andando, paraba y dejaba de maullar, seguía y erán mas duros los maullidos, me entró la desesperación ya no había duda que habia un gatito en el motor y yo temía que estuviera atrapado y a punto de morir, terminé en una estación de bomberos, donde me ayudaron a rescatarlo, y así "nació" mi Ron, un parto natural a través del parachoques del carro jejejeje. Volvió a la vida un simpático gatito naranja, y como era tan pelirrojo me recordó al personaje de Ron Weasley de Harry Potter. El día del rescate por supuesto me enamoré de el. Estaba tan asustado, pero luego de un buen baño y comidita y por sobretodo mucho cariño se sintió de nuevo vivo. Al principio, como mi esposo y yo trabajamos fuera todo el día, no era opción quedarnos con él, pero era tan bebé y tan juguetón, que mi esposo no tuvo el valor para obligarme a llevarlo a otro lado. Su llegada revolucionó nuestro hogar y yo fascinada de volver a vivir con una mascota.
 
A los 10 meses de la llegada de mi adorado Ron, la hermosa noticia "estamos embarazados", mi gatito trajo la vida a nuestro hogar, de hecho él fue el primero en enterarse de la noticia jejeje. Mi Ron es mi sombra en la casa y su pasatiempo favorito es acompañarme en el baño!. Con el crecer de la pancita, muchas personas que sabian que tengo gatos empezaron con sus "consejos": que vas a hacer con Ron, lo vas a regalar verdad???, los gatos y bebés no son compatibles, tu gato le va a robar el aliento, los pelos de gatos son terribles para los bebés, va a tener alergia desde el primer momento y por sobretodo... tienes un gato, vas a tener toxoplamosis en el embarazo!!.... Dios, la mayoría de las veces trataba de hacer oidos sordos, pero a veces me desesperaba la verdad... Mucha gente estuvo pendiente de mis resultados del examen prenatal de la toxoplamosis y que tal, totalmente Negativo. Todos estos años de mi vida, ayudando a gatitos de la calle, acariciándolos, llevándoles comida, curándolos cuando estaban heridos. En mi casa cuidando a nuestros gatos, limpiándole su cajita de arena... y Negativo, yo estaba siempre tranquila, nunca tuve miedo a enfermarme con mis gatitos, yo sabía que nada me iba a pasar. Más bien, las personas que he conocido que han tenido toxoplasmosis, en la mayoría no han tenido gatos y ha sido por comer porquerías en la calle.
 
Por suerte mi obstetra, siempre me dijo que no escuchara consejos de nadie, que mi gato nada me iba a hacer jejeje. Durante mi embarazado mi Ron estuvo más pegado a mi y más cariñoso, Roncito no es muy mimoso, pero supo que mi barriguita me ponía más cariñosa con él y recibió mi cariño feliz jejeje.
 
Llegó el momento esperado de que conociera a mi Gabriel, y se portó super bien, un poco asustado por la nueva presencia, se escondía cuando Gabriel lloraba, pero a los días más bien me avisaba si Gabriel lloraba, como todo gato tiene curiosidad por las cosas nuevas, yo dejo que entre al cuarto de mi bebé bajo mi supervisión, el explora, huele y después se va. Yo dejo que le huela los piecitos a Gabriel, ya mi bebé ha notado la presencia de Ron y cuando está cerca lo ha tocado y Roncito se deja tocar por mi bebé tranquilo. Cuando Gabriel está en su bouncer, Ron se asoma por detrás y le huele la cabecita, a mi me da mucha risa. En fin, la interacción ha sido mejor de lo que yo esperaba... y todas esas creencias maquiavélicas sobre los gatos y bebés han resultado más que mentiras!.
 
Respeto mucho a las personas que no les gustan los animales y en especial los gatos, siempre y cuando no les hagan maldad. Sin embargo creo que a estas alturas del siglo, debemos concientizarnos acerca delos animales de compañía y de los beneficios que traen para nuestros niños. Creo que nuestro deber como padres es enseñarles a nuestros hijos a respetar a los animales y si tenemos mascotas enseñarlos a cuidarlos y quererlos y por supuesto mientras sean niños nunca dejarlos solos con las mascotas sin nuestra supervisión.
 
Yo estoy feliz de que mi hijo se críe con una mascota, tendrá la misma experiencia que yo jejeje. Su abuela materna tiene un perrito que ya adora a mi bebé y mi Ron será su compañero de travesuras. Ahora estoy expectante de cuando mi bebé empiece a gatear... ya me imagino el infarto que le va a dar a Ron jejejejejeje.
 
 
Se ha producido un error en este gadget.
Se ha producido un error en este gadget.