viernes, 21 de junio de 2013

Caminante se hace camino al andar :)


Han pasado unas cuantas semanas desde mi última entrada, los días pasaron como un torbellino luego del primer cumpleaños de mi duende. Diligencias, cansancio, pediatra, viaje de mi esposito, trabajo, paseos… La verdad no tuve mucha cabeza para escribir.

El domingo 9 de junio de 2013, pasando unos días en casa de mi mamá, Gabriel gateando libre de un lado para otro, en un momento, decidió levantarse y caminar de mi cuarto a la sala, así sin agarrarse ni más… todos asombrados y felices, caminaba y caminaba, y desde ese momento no ha parado de caminar. Este logro lo cumplió justo cuando tenía un añito y 20 días… Ahora es mi duende caminante:)

Yo no estoy nada nerviosa, me siento un poco más relajada, porque mi casa es pequeña, y lo puedo dejar libre sin perderlo de vista, simplemente tengo que cerrar las puertas y bloquear la entrada a la cocina y el feliz caminando de un lado a otro. Cuando comenté que mi bebé ya caminaba, mucha gente me dijo, ahora viene lo más cansón, viene la etapa más dura… Yo la verdad no lo he sentido así, me siento más relajada poniendo a mi duende en el piso y que el explore todo lo que quiera. Claro que hay cosas “fastidiosas”, descubrió el botón de encendido del decodificador del cable, y muchas veces es su distracción, los controles remotos son su adoración (como todo buen varón jajaja) y sabe sacar de su puesto todos los DVD de papá y mamá, pero no he tenido que hacer cambios drásticos.




También pensé que me iba a poner triste cuando llegaran los golpes, y si me duelen en el alma, pero me toca ser fuerte para ayudarlo a dejar de llorar, ya tiene 2 golpes en la quijada, pero después del susto, al rato anda jugando otra vez.

Yo disfruto verlo caminar, me parece mentira que ya lo haga, hace un año era mi pequeña bolita y yo me sentía tan asustada, de pensar que no sabía ser mamá. Es increíble cómo cambian nuestros hijos en tan poco tiempo. También me siento satisfecha de todo lo que hemos logrado mi bebé y yo, sin dejarnos llevar por tradiciones, cuentos de antes, yo he seguido mi instinto, nuestro ritmo, sin presiones y ha sido fabuloso!

La parte divertida de esta nueva etapa, es que ahora sí, cuando estamos solitos, se me acabó la privacidad en el baño, mi duende caminante me acompaña de principio a fin, mientras me toca hacer la visita al “trono” o_0.

4 comentarios:

  1. Bien! que suerte que comenzó de un día para otro, te ahorraste el dolor de espalda ;)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. jejeje bueno ya tenia varias semanas que caminaba agarrado de mano, pero no le gustaba mucho, tal vez por eso se soltó jajaja

      Eliminar
  2. Enhorabuena!! Es un gran logro que ande solito. Me hace gracia lo de la privacidad en el baño, porque a mi me pasa exactamente lo mismo..jajaja..y es que mi peque va a cualquier sitio que vaya yo!

    Un besito

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Lia! Si es feliz caminando, jugando con nuestro gato. Y pues si, creo que todas las mamás hablan de la pérdida de privacidad con este paso jejeje, mi duende hasta me abre las piernas para ver que estoy haciendo.... para morirse jajajajajaja. No me imagino cuando empiece a hablar jajaja

      Eliminar

Se ha producido un error en este gadget.
Se ha producido un error en este gadget.