miércoles, 25 de julio de 2012

Ya son dos meses!


Siendo mamá de Gabriel, me ha sido difícil en escribir más a menudo y la verdad admiro a otras mamás bloggueras que escriben tanto y tan bonito (me da un poquito de envidia jejeje), pero aquí estoy aprovechando una tarde de “tranquilidad”, claro está mi maravillosa mami ayudándome con mi “jefecito” :)

Ya mi Gabriel tiene 2 meses, y he sentido que ya me siento más tranquila jejeje. Creo que ya me estoy acostumbrando a no dormir y de dejar todo lo que hago a medias, aunque muchas veces ni siquiera empiezo jejeje. Pero aquí voy.

Debo confesar que admiro a todas mis amigas fuera de Venezuela, que han tenidos a sus bebés y han tenido que esperar para la esperada ayuda de mamá, algunas ni las han tenido. Yo siento que sin mi mamá estos 2 meses, no sería una mamá decente para mi Gabriel jeje. Todavía siento que no soy capaz de prepararme una arepa decente. Sin mi mami linda, mi esposito y yo estuviéramos en un grado de desnutrición alto.

En realidad no se si soy mamá gallina, me cuesta estar sin mi bebé y el sin mí, hasta para ir al baño quiero tenerlo a la vista y el a mí jejeje. Las abuelas de la vieja época, de seguro me criticarán y dirán que estoy “malcriando” a mi bebé, de hecho mi esposo me ha dicho que Gabriel esta “mameco”, ni les cuento la mirada que le devuelvo a mi esposito cuando dice eso, en realidad creo que lo que está es celoso de lo unidos que somos mi bebé y yo.

Pero cómo no estar pegada cada minuto del día a este pedacito de mí, fueron 38 semanas él y yo juntitos, el feliz dentro de mi, comiendo a gusto, sin frío y sin cambios de pañales y yo feliz sintiendo esa pequeñita vida dentro de mí. Ese vínculo sigue intacto, la felicidad de mi bebé cuando lo pongo en mi pechito no tiene límites. Ahora ya entiendo porque no quiere dormir boca arriba (para vivir con mas nervios jeje), sus tres primeras semanas, entre el cansancio de mami y papi y de seguir mi instinto, Gabriel dormía plácidamente sobre mi pecho, calmándose con el latido de mi corazón, y así se acostumbró a dormir. Cuando empezamos a pasarlo al moisés y ponerlo boca arriba o de ladito, no duraba más de 30 min sin llorar y lograr colapsar mis nervios y de nuevo al pechito de mami. Mami dormía un poco más así, pero no muy cómoda.

Luego de varios intentos, de tratar de que durmiera como tamalito, de ponerle almohaditas en la espaldita, rollitos de cobijas, pues nada tuvo éxito, para lograr que durmiera 2 o 3 horas seguidas sólo se conseguía colocándolo boca abajo. Papá sonríe hoy porque duerme más, pero mamá gallina ahora tiene el sentido auditivo más desarrollado y vive con el fantasma de la muerte súbita cada noche que mira dormir plácidamente a su retoño.

Intentamos el colecho, pero nuestra cama se hizo pequeña de repente, además de que papá cuando duerme se quiere agarrar toda la cama jejeje. Así que ni modo, Gabriel descansa boca abajo, eso si, mamá pasa por lo menos una hora con el dormido encima, para evitar un reflujo y luego cuando ya está profundo, a la camita. A veces me siento una mamá terrible haciendo esto, después que pasé todo el embarazo leyendo sobre las mejores prácticas y sobre lo que no hay que hacer y mi bebé justo quiere hacer lo que ella tanto evitó jejeje. Pero bueno ahí vamos, Gabriel cada día es un bebé más fuerte y bello, ya reconoce los juguetes de su silla mecedora y se rié, se rié conmigo cada mañana cuando pasa 4 horas dormido sin verme, reconoce a su abuelita, que viene paciente todos los días a ayudarme y empieza a reír con papi.

¡Es asombroso como una pequeña sonrisa te llega al alma!

2 comentarios:

  1. :)
    Sabes, yo soy una de esas que no tuvieron ayuda de su mamá, apenas pudo venir el mes pasado, cuando la pequeñita ya tiene año y medio. Y es verdad que es duro, pero como no tienes opción, ni piensas en ello! te pones manos a la obra y ya está. Eso sí, en esta casa los almuerzos dejaron de ser banquetes y pasaron a ser algo sencillo, pero ya lentamente van volviendo a ser más complejos jiji..

    La verdad es que si tu pequeño solo duerme boca abajo tranquilo y no quieres estar levantándote cada media hora, no hay mucho que puedas hacer, pero eso sí: quita toooodo lo que tengas en la cuna! cualquier muñeco, almohada, manta, todo! deja solo la sábana bien ajustada que no se pueda arrugar mucho y una ligera para arroparlo si es que hace frío (mi hija jamás se ha dejado arropar, así que en invierno le pongo pijamas gruesas y ya) y listo.

    Y tu no te preocupes cuando te dicen que tu nené tiene mamitis! claro que tiene, es lo natural, siéntete feliz de que así sea :)

    Besitos

    ResponderEliminar
  2. Gracias Vero, pues sí en el moisés de Gabriel sólo estan él y su cobijita, todavia sígo intentando que duerme boca arriba, pero solo hace siestas de mosquitos. Yo no dejo de estar asustada, pero bueno, cuando veo que el está muy irritado por no dormir a su gusto, lo pongo así, y siempre con el corazón arrugado. Mi bebé es tan terco como yo jejeje.

    Sabes que me leí tu blog en día y medio jejeje. Eres una mamá admirable y tu embarazo digno de hacer un libro. Mi cuñada tiene problemas con su utero y anda deprimida porque como siempre los doctores "animando" ya le dijeron que le iba a costar salir embarazada. Despues de leerte, sigo convencida de que nada es imposible en esta vida y ya le dije que tuviera mente positiva para todo, que los doctores pueden decir mucho, pero todo depende de la energía del paciente en resolver su salud.

    Besos y abrazos!

    ResponderEliminar

Se ha producido un error en este gadget.
Se ha producido un error en este gadget.